El 2020 es un año que quedará marcado para siempre en la historia. Podríamos decir que se trató de un año «bisagra», derribó estructuras, obligó a la reflexión y, en algunos casos, también a la reinvención. El arte no es ajeno a estos vaivenes y el artista, actuando como caja de resonancia, participa activamente en el proceso de deconstrucción-reconstrucción de la realidad.

ArteArgentina entrevistó a la artista ítalo-argentina Romina Tassinari quien, a través de un recorrido por su carrera, nos reveló el íntimo significado de su construcción artística.

La artista, oriunda de Avellaneda, provincia de Buenos Aires, desarrolló su carrera a partir del estudio de diferentes lenguajes y, sobre todo, de la relación entre la música y el color. Esto se refleja inmediatamente en su obra, que ella misma describe en palabras como «sentidos, policromía, improvisación de la forma dentro de una matriz». La obra de Tassinari recorre un camino, el de la artista, que comienza en el barrio donde transcurre su infancia, rodeada de gente, siempre en la calle, siempre compartiendo. Sigue con el descubrimiento de la naturaleza y luego se enfoca en la persona, tocando temáticas que van desde los derechos de la mujer a la libertad de género. Con colores vibrantes se encarga de «hacer consciente el proceso». Su lenguaje visual es una invitación al encuentro y a la inclusión. Su trabajo, así, está cargado de una función social.

¿Quiénes inspiran su trabajo? Es una pregunta difícil para una artista que pulsa a través de todos los sentidos. Uno de sus ídolos de siempre es Leónidas Gambartes (artista argentino, 1909-1963, que formó parte de los agrupamientos centrales del arte rosarino, entre ellos el Grupo Litoral[1]) pero la influencia de la música y su poética ocupan también un lugar fundamental: Tassinari nos confiesa que encuentra inspiradora la estética, la poética y la música de Susy Shock (@susy.shock).

El arte como medio«es un dispositivo, un medio más, tanto para llegar como para dejar pasar un mensaje. Es un disparador de temas». El arte es para todos. Todas la personas pueden expresarse a través del arte así como todas las personas pueden percibir sus manifestaciones: «es un ida y vuelta de contenidos, con soluciones y maneras de acompañarnos». Por eso, la artista argentina prefiere los espacios comunitarios, que permiten compartir los lenguajes, intercambiar ideas, el encuentro.

Horizontes del 2021«seguir alimentando la confianza en el arte como medio, como potencia. Seguir caminando. El COVID-19 evidenció las esencias (…) propongo una invitación a la deconstrucción».

Para más información sobre la artista, su catálogo y sus nuevos proyectos: https://rominatassinariartistavisiva.wordpress.com

[1]https://www.bellasartes.gob.ar/coleccion/obra/8607/